Turismo Parma Italia

Breve historia de Parma

El origen de la ciudad de Parma es etrusco, si bien a partir del siglo IV a.C. la región es ocupada por tribus celtas. Tras la conquista del norte de Italia por los romanos, en el año 183 a.C. Parma se convierte en colonia romana, que por su lealtad hacia Roma recibe el título de ciudad con el nombre de Augusta Parmensis. La progresiva crisis del Imperio Romano va perjudicando a la ciudad, sumida en un grave declive económico y demográfico. En el año 377 el emperador Graciano permite la repoblación de Parma de una tribu de bárbaros, los Taifali.

Con la llegada de los lombardos en el año 593, Parma se convirtió en un centro militar y administrativo. Los francos lograron usurpar el poder a los duques lombardos en el año 879. Tras los estragos causados en el siglo IX por las invasiones de los magiares, siguió un período de paz y crecimiento de la población.

En el siglo XII la ciudad se convirtió en una ciudad libre. En 1160 Federico Barbarroja venció a los partidarios de obligar a declarar lealtad al Imperio, pero es derrotado en la batalla de Legnano en 1174, por lo que la ciudad se unió a la Liga Lombarda. En 1183, la Paz de Constanza restauró la autonomía de la ciudad.

Parma estuvo sujeta al dominio de los Visconti de Milán desde 1346 hasta 1447, a excepción de un breve interludio entre 1404 y 1409, cuando el poder pasó a manos de Ottobono Terzi. Finalmente llega una época de dominación francesa.

En 1521 un ejército español derrotó a los franceses y la ciudad fue conquistada. En 1545 el Papa Pablo III creó el ducado de Parma, confiando el poder a su hijo ilegítimo Pier Luigi Farnese. La dinastía Farnese mantendrá el gobierno ducal hasta 1731, haciendo de Parma una próspera y culta capital italiana.

A los Farnese los sucedieron los Borbones. Carlos I, hijo del rey Felipe V de España, se convirtió en el nuevo duque de Parma y Piacenza. Esta dinastía ayudó a hacer de Parma un faro cultural de Europa.

En 1801, Parma pasó a formar parte del Primer Imperio Francés, que en 1808 formó el departamento francés de Taro.

Sólo con la abdicación de Napoleón, que tuvo lugar en 1814, y el posterior Congreso de Viena (1815), fue reestablecido el ducado de Parma, Piacenza y Guastalla, de manera temporal confiado a los Habsburgo. María Luisa de Austria, esposa de Napoleón y la hija del emperador Francisco I, se convirtió de esta manera en la nueva duquesa de la ciudad y, a pesar de los episodios revolucionarios de 1831 y 1847, retendrá el poder hasta su muerte en 1847. En ese mismo año los Borbones volvieron a gobernar el ducado, primero con Carlos II (1847-1849), quien fue sucedido por su hijo, Carlos III (1849-1854) y finalmente Roberto I de Parma, siendo depuesto en 1859, durante la Guerra de la Independencia. Diversos episodios revolucionarios desembocaron en la unificación de Italia, y en 1860 los ducados de Parma, Piacenza y Guastalla fueron anexionados al Reino de Italia.






Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
© Copyright 2011 - 2017 http://www.parmaitalia.es. Última actualización: 18/11/2012 - 18:39:51.